Colegio de Nuestra Señora de la Antigua

ESCOLAPIOS

Comienza nuestra visita por los tesoros que alberga Monforte.

Que mejor que empezar por Nuestra Señora de la Antigua, más conocido por los oriundos como Escolapios y por foráneos como El Escorial Gallego.

El Colegio fue fundado por el Cardenal Don Rodrigo de Castro.

La figura del Cardenal tuvo gran relevancia a lo largo del S. XVI: fue consejero de gobierno de Felipe II y Felipe III, además de Arzobispo de Sevilla y protector de grandes escritores y artistas, al igual que su sobrino Pedro Fernández de Castro y Andrade, a quien Cervantes le dedica la segunda parte del Quijote.

El colegio, de traza herreriana, fue edificado por diferentes arquitectos, unos jesuitas y otros seglares.

Las obras se iniciaron en abril de 1593 y tuvieron que interrumpirse por diversos motivos, así tuvieron que ser terminadas, tal y como están hoy, por los Padres Escolapios. Estas obras fueron financiadas con el dinero de la venta del cuadro de Van der Goes en 1910. Así se justifica la presencia del escudo de las Escuelas Pías en el claustro, junto con el de los Condes de Lemos, la casa de Alba y el del Cardenal.

El claustro es de estilo dórico con columnas acanaladas y friso decorado con triglifos y metopas. En cada lado de la parte superior hay cinco ventanas sobre las cuales hay un óculo, menos en las del medio que tienen encima un escudo de los ya citados. En la parte superior del lado de la Iglesia hay valiosos ejemplares pertenecientes a la antigua biblioteca, entre los que se hayan varios incunables.

En su museo podemos encontrar entre otros,  dos obras de El Greco: la Aparición de la Virgen con el niño a San Lorenzo  o San Francisco y Fray León meditando sobre la muerte. La pinacoteca la forman también cinco tablas de Andrea del Sarto: San Pedro, San Juan Bautista, Santa Inés, Santa Margarita y Santa Catalina

Llama la atención una escalera por su amplitud (3 metros de anchura) con sus escalones de una sola pieza, en piedra de granito tan compacto que pese al mucho tránsito al que han estado sometidos no se nota ningún desgaste.

La escalera consta de tres tramos sin aparente punto de apoyo para el central, que se sostiene gracias a un juego de fuerzas que actúan mediante unos arcos apoyados en potentes muros.

Esto y mucho más lo encontrarás en este fantástico edificio….de verdad que te lo vas a perder??

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacta con el Hotel

Escribirnos un e-mail haciéndonos cualquier consulta y te responderemos lo antes posible. Gracias.

Enviando

© 2015 Hotel Ribeira Sacra Realizado por Avirato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más info.

ACEPTAR

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?